4. Para que se declare ante los ojos

 欲 得 現 前 
莫 存 順 逆 
Para que se declare ante los ojos
no hay que situarse a favor ni en contra de nada.

Comentario

La mente no educada, es como un mono dando saltos de aquí para allá, está discriminando continua y automáticamente, se encuentra atrapada entre una selva de dicotomías. Esta situación no le permite ver más allá de sus propios condicionamientos.

Nuestra actitud durante zazen ha de ser la del que se sienta a la orilla de un río y deja que el agua fluya sin intentar retener nada, sin tomar partido ni por ni contra. La vida es fluidez, la actitud de aferrarse y rechazar nos hace caer en un estado de guerra interno que nos produce un sufrimiento continuo, ilusorio e innecesario. La Vía del Buddha es la Vía del camino medio que trasciende toda dualidad.

Para que la Totalidad se declare ante los ojos de la intuición, tenemos que ir más allá de nuestra mente discursiva ordinaria y cultivar una actitud de aceptación y apertura incondicional.

En la tradición Zen se dice:

Si te gusta, las cosas son como son, si no te gusta, las cosas son como son.

Cultivar una aceptación incondicional permite que poco a poco la Vía se vaya clarificando naturalmente.

Otras entradas:

Deja un comentario

18 − 12 =

3 × 5 =