Estrofa final de jornada

Cada noche después del último zazen del día el Ino recita esta estrofa mientras los practicantes siguen sentados en meditación. La comparto a petición de un practicante en la última sesshin que he dirigido en el Monasterio Luz Serena.

«Oídme pacticantes del Dharma.

La vida y la muerte es el asunto esencial.

El tiempo pasa rápido como una flecha.

A vosotros que buscáis la Vía

Huildemente os digo:

Tomad conciencia del instante presente.»

Otras entradas:

Deja un comentario

tres + once =

4 × 5 =