2. Cuando no hay amor ni odio

Continuamente nos aferramos a lo que deseamos («amor»), y rechazamos («odio») lo que nos resulta desagradable sin ser conscientes de ello. Nuestra práctica consiste en observar, acechar y ver directamente cómo se manifiesta esta atracción y rechazo, en qué forma y detalles concretos, en nuestras circunstancias vitales.

Enseñanza en el dojo zen de Murcia

La pasada semana tuvimos una jornada de práctica en el dojo de Murcia y grabé la enseñanza que impartí, lamentablemente el micrófono no grabó bien el interesante coloquio que tuvimos a continuación, pero al menos podéis escuchar la parte inicial, espero que os sea inspiradora para seguir en la práctica del Buddhadharma.

El cuerpo real

Lectura del libro El cuerpo real del maestro zen Dokushô Villalba. Grabación realizada durante la … Leer más

cuatro × cuatro =