La Danza de la Luz y la Sombra

En el vasto despertar de la conciencia,
la luz serena ilumina infinitas sombras,
mientras emerge el resplandor de la sabiduría,
aparecen los velos del inconsciente.

La naturaleza de la luz es disipar la oscuridad,
y revelar los rincones ocultos más íntimos,
mientras que la sombra, con su misterio inquietante,
crea el contraste para apreciar la luz con claridad.

En la danza sagrada de claridad y sombra,
donde las polaridades se entrelazan en unidad,
te pregunto, ¿dónde encuentras tu ser en este instante?
¿En el lado luminoso o en el lado oscuro de la realidad?

Si ves oscuridad, es gracias a la luz de la conciencia,
y si ves luz, es gracias a la oscuridad que contrasta,
pues sin esta ilusoria dualidad no podrías comprender,
ni la plenitud de la luz ni la profundidad de la sombra.

Utiliza tu luz interior para explorar tu sombra,
y conócete íntimamente, y a su vez,
permite que la sombra te enseñe,
la importancia y el valor de la luz que irradias.

La luz existe en la oscuridad, y la oscuridad en la luz,
ambas danzan en un eterno abrazo de interdependencia,
no veas todo oscuro, ni tampoco todo luminoso,
pues la plenitud se encuentra en la armonía de ambas.

El paso de la pierna izquierda sigue al paso de la pierna derecha
así se entrelazan luz y oscuridad,
aprende a caminar en el equilibrio entre los opuestos,
y descubre la verdad última que trasciende las apariencias.

En el sendero del despertar, la luz y la sombra convergen,
encontrando su verdadera esencia en la unidad profunda,
donde la claridad de la conciencia ilumina diez mil oscuridades,
y la oscuridad de la sombra revela el brillo de la clara la luz.

Sombra y luz,
danzan en un eterno abrazo,
despierta a su unión.

Poema inspirado en el de mi maestro y nuestros ancestros, dedicado a mis discípulos/as.

Daizan.

Otras entradas:

diecisiete − dieciseis =